Artículo 747 del Código Civil

Si el testador dispusiere del todo o parte de sus bienes para sufragios y obras piadosas en beneficio de su alma, haciéndolo indeterminadamente y sin especificar su aplicación, los albaceas venderán los bienes y distribuirán su importe, dando la mitad al Diocesano para que lo destine a los indicados sufragios y a las atenciones y necesidades de la Iglesia, y la otra mitad al Gobernador civil correspondiente para los establecimientos benéficos del domicilio del difunto, y, en su defecto, para los de la provincia.

art 747 cc

Explicación sencilla

En esta cita del artículo 747 del Código Civil se explica qué sucede cuando una persona deja en su testamento parte de sus bienes para sufragios y obras piadosas en beneficio de su alma, pero sin especificar cómo deben ser utilizados. En este caso, los albaceas (personas designadas para cumplir las disposiciones testamentarias) deben vender los bienes y distribuir el dinero obtenido. La mitad de ese dinero se destinará al Diocesano, para sufragios, atenciones y necesidades de la Iglesia; y la otra mitad, al Gobernador civil correspondiente, para establecimientos benéficos del domicilio del difunto o de la provincia en caso de que no haya establecimientos en el domicilio.

  • Código Civil
  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir