Artículo 23 de la Ley de Enjuiciamiento Civil

Artículo 23. Intervención de procurador.

1. La comparecencia en juicio será por medio de procurador, que habrá de ser Licenciado en Derecho, Graduado en Derecho u otro título universitario de Grado equivalente, habilitado para ejercer su profesión en el tribunal que conozca del juicio.

2. No obstante lo dispuesto en el apartado anterior, podrán los litigantes comparecer por sí mismos:

1.º En los juicios verbales cuya determinación se haya efectuado por razón de la cuantía y ésta no exceda de 2.000 euros, y para la petición inicial de los procedimientos monitorios, conforme a lo previsto en esta Ley.

2.º En los juicios universales, cuando se limite la comparecencia a la presentación de títulos de crédito o derechos, o para concurrir a Juntas.

3.º En los incidentes relativos a impugnación de resoluciones en materia de asistencia jurídica gratuita y cuando se soliciten medidas urgentes con anterioridad al juicio.

3. El procurador legalmente habilitado podrá comparecer en cualquier tipo de procesos sin necesidad de abogado, cuando lo realice a los solos efectos de oír y recibir actos de comunicación y efectuar comparecencias de carácter no personal de los representados que hayan sido solicitados por el Juez, Tribunal o Letrado de la Administración de Justicia. Al realizar dichos actos no podrá formular solicitud alguna. Es incompatible el ejercicio simultáneo de las profesiones de abogado y procurador de los Tribunales.

4. En los términos establecidos en esta Ley, corresponde a los procuradores la práctica de los actos procesales de comunicación y la realización de tareas de auxilio y cooperación con los tribunales.

5. Para la realización de los actos de comunicación, ostentarán capacidad de certificación y dispondrán de las credenciales necesarias.

En el ejercicio de las funciones contempladas en este apartado, y sin perjuicio de la posibilidad de sustitución por otro procurador conforme a lo previsto en la Ley Orgánica del Poder Judicial, actuarán de forma personal e indelegable y su actuación será impugnable ante el letrado de la Administración de Justicia conforme a la tramitación prevista en los artículos 452453. Contra el decreto resolutivo de esta impugnación se podrá interponer recurso de revisión.

6. Para la práctica de los actos procesales y demás funciones atribuidas a los procuradores, los Colegios de Procuradores organizarán los servicios necesarios.

art 23 lec

Explicación sencilla

El Artículo 23 de la Ley de Enjuiciamiento Civil establece que en los juicios, las partes deben estar representadas por un procurador, que debe ser Licenciado o Graduado en Derecho y habilitado para ejercer su profesión en el tribunal correspondiente. Sin embargo, hay casos específicos en los que los litigantes pueden comparecer por sí mismos, como en los juicios verbales de baja cuantía, en los juicios universales limitados a presentación de documentos o en casos de impugnación de resoluciones relacionadas con asistencia jurídica gratuita. El procurador puede comparecer sin abogado para recibir actos de comunicación y realizar comparecencias que no requieran presencia personal. Los procuradores también tienen la responsabilidad de realizar actos de comunicación y tareas de auxilio y cooperación con los tribunales.

El artículo 23 de la Ley de Enjuiciamiento Civil española se encuentra regulado en el capítulo sobre la representación procesal y la defensa técnica.

Este artículo hace referencia a la intervención del procurador durante la comparecencia en juicio.

  • Ley de Enjuiciamiento Civil
  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir