Artículo 88 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social

Artículo 88. Diligencias finales.

1. Terminado el juicio, dentro del plazo para dictar sentencia, el juez o tribunal podrá acordar la práctica de cuantas pruebas estime necesarias, como diligencias finales, con intervención de las partes y en la forma establecida para las pruebas de su clase. En la misma providencia se fijará el plazo dentro del cual haya de practicarse la prueba, que no excederá de veinte días, o se señalará comparecencia para la práctica de la misma y valoración por las partes del resultado. De no haber señalado comparecencia, el resultado de la diligencia final se pondrá de manifiesto durante tres días a las partes en la oficina judicial para alegaciones sobre su alcance e importancia, salvo que pueda darse traslado por vía telemática a los mismos fines y por igual plazo.

2. Transcurrido el plazo inicial de práctica sin haberse podido llevar a efecto, el órgano judicial dictará un nuevo proveído, fijando nuevo plazo no superior a diez días para la ejecución del acuerdo y librando las comunicaciones oportunas. Si dentro de éste tampoco se hubiera podido practicar la prueba, el juez o tribunal, previa audiencia de las partes, acordará que los autos queden definitivamente conclusos para sentencia.

3. Si la diligencia consistiere en el interrogatorio de parte o en la aportación de algún documento por alguna de las partes y ésta no compareciese o no lo presentase sin causa justificada en el plazo fijado, podrán estimarse probadas las alegaciones hechas por la parte contraria en relación con la prueba acordada.

art 88 lrjs

Explicación sencilla

El artículo 88 establece que, una vez finalizado el juicio, el juez o tribunal puede ordenar la realización de pruebas adicionales, conocidas como diligencias finales, si considera que son necesarias. En esta etapa, las partes tienen la oportunidad de participar en la práctica de estas pruebas. Se fija un plazo, que no excede de veinte días, para llevar a cabo estas diligencias o se establece una comparecencia en la cual las partes pueden evaluar el resultado. Si no se realiza la prueba dentro del plazo inicial, se fija un nuevo plazo de hasta diez días. Si aún así no se puede realizar la prueba, el juez o tribunal decidirá que el caso quede cerrado para sentencia. Si una de las partes no comparece o no presenta un documento sin justificación dentro del plazo fijado, se pueden considerar ciertas alegaciones de la parte contraria como probadas.

  • Ley Reguladora de la Jurisdicción Social
  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir