Artículo 236 de la Ley de Sociedades de Capital

Artículo 236. Presupuestos y extensión subjetiva de la responsabilidad.

1. Los administradores responderán frente a la sociedad, frente a los socios y frente a los acreedores sociales, del daño que causen por actos u omisiones contrarios a la ley o a los estatutos o por los realizados incumpliendo los deberes inherentes al desempeño del cargo, siempre y cuando haya intervenido dolo o culpa.

La culpabilidad se presumirá, salvo prueba en contrario, cuando el acto sea contrario a la ley o a los estatutos sociales.

2. En ningún caso exonerará de responsabilidad la circunstancia de que el acto o acuerdo lesivo haya sido adoptado, autorizado o ratificado por la junta general.

3. La responsabilidad de los administradores se extiende igualmente a los administradores de hecho. A tal fin, tendrá la consideración de administrador de hecho tanto la persona que en la realidad del tráfico desempeñe sin título, con un título nulo o extinguido, o con otro título, las funciones propias de administrador, como, en su caso, aquella bajo cuyas instrucciones actúen los administradores de la sociedad.

4. Cuando no exista delegación permanente de facultades del consejo en uno o varios consejeros delegados, todas las disposiciones sobre deberes y responsabilidad de los administradores serán aplicables a la persona, cualquiera que sea su denominación, que tenga atribuidas facultades de más alta dirección de la sociedad, sin perjuicio de las acciones de la sociedad basadas en su relación jurídica con ella.

5. La persona física designada para el ejercicio permanente de las funciones propias del cargo de administrador persona jurídica deberá reunir los requisitos legales establecidos para los administradores, estará sometida a los mismos deberes y responderá solidariamente con la persona jurídica administrador.

art 236 lsc

Explicación sencilla

El artículo 236 establece la responsabilidad de los administradores frente a la sociedad, los socios y los acreedores sociales. Se les responsabiliza por los daños causados por actos u omisiones contrarios a la ley, a los estatutos o a los deberes del cargo, siempre y cuando haya dolo o culpa. La culpabilidad se presume cuando el acto sea contrario a la ley o a los estatutos. Incluso si el acto dañino es aprobado o ratificado por la junta general, los administradores no estarán exentos de responsabilidad. La responsabilidad también se extiende a los administradores de hecho, que son aquellos que ejercen funciones de administrador sin tener título, con un título nulo o extinguido, o bajo cuyas instrucciones actúan los administradores de la sociedad. Además, cuando no haya delegación permanente de facultades del consejo en consejeros delegados, las disposiciones sobre deberes y responsabilidad de los administradores se aplicarán a la persona con las facultades de más alta dirección de la sociedad. Por último, la persona física designada como administrador de una persona jurídica deberá cumplir con los requisitos legales establecidos para los administradores, estará sujeta a los mismos deberes y responderá solidariamente con la persona jurídica administradora.

El artículo 236 de la Ley de Sociedades de Capital forma parte del título dedicado a la administración de la sociedad:

  • Ley de Sociedades de Capital
  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir